L a fabricación del "greuil"

  El "greuil" es un queso fresco. En el fondo del caldero donde se ha preparado la cuajada para la fabricación del queso queda un residuo de suero llamado "acé", que sirve para usos muy variados particularmente para la fabricación del "grulh".
  Se calienta el caldero con el suero, casi a ebullición 90°, al cabo de un cuarto de hora, la caseína que tenía que resistir a la acción del cuajo se coagula y desciende al fondo del recipiente.
  Esta coagulación se manifiesta por la aparición, en la superficie del líquido, de unas burbujas gaseosas "yeux", que se considera suficiente cuando aparecen dos o tres burbujas.
  El "acé" se retira entonces del fuego y se enfría durante dos o tres horas. La materia sólida resultante se recoge con una espumadera y se pone a escurrir, durante toda la noche, en un trapo cuadrado plegado en bolsa. Se obtiene así una cierta cantidad de "grulh" llamado "uo masso".
  El líquido que queda en el caldero después de esta operación, llamado "Ichinigou" está destinado en general a los animales, perros, cerdos, sea mezclado con pan o salvado, o puro.

El "greuil" como postre

  Tradicionalmente es un postre que puede preparase dulce o salado.
Se azucara normalmente, o bien se aromatiza con un poco de café, con un chorrito de aguardiente, con mermelada de arándano o de otras frutas.
  También es posible salpimentarlo y condimentarlo con hierbas como el cebollino recogido en nuestras montañas, o con un poco de cebolla picada.

Sobre pan freco, una delicia...